8 de septiembre de 2020

Leer a domicilio, y que el lector sea el texto

Nuevo artículo en el blog.


Comienza así:

Hace poco más de un mes me crucé —en una cuenta de Instagram llamada Literland— con la foto de un anuncio callejero que decía lo siguiente:

LECTOR SE OFRECE A DOMICILIO

Escritor, periodista, locutor, conferenciante lee para ti. Poesía, literatura, ensayo, prensa, comenta, investiga, voz cálida y humana, buena oratoria. Precio, 15 € hora presencial. Los libros son joyas, las palabras piedras preciosas.

Me llamó la atención, porque nunca había sabido de nadie que se dedicara a leer a domicilio. Sin embargo, busqué en internet y descubrí que no es algo tan novedoso. El servicio existe de diversas formas en varios países (Argentina, Uruguay y España entre ellos), no sólo en viviendas particulares sino también en residencias de ancianos, bibliotecas y otros lugares. Bastante gente se ofrece para realizar esta labor, tanto a través de sus propios sitios web como en plataformas de demanda de empleo.

Seguir leyendo en Medium >>